11/11/2019 - Romero, de 28 años

El femicida había recuperado la libertad hacía 4 meses

El hombre de 28 años que se entregó el sábado por la noche en la 17ma de Santa Fe, había purgado una condena de 6 años por el robo a una panadería en 2013. /////// FE.CE.CO. repudia el asesinato de Gabriela Degiorgio.

Esperanza aún no sale de su asombro ante lo sucedido el pasado viernes 8 de noviembre, cuando Gabriela Degiorgio de 37 años fue brutalmente asesinada en su local comercial de calle Rivadavia.

Casi 24 horas después del atroz hecho, su matador, identificado como Jorge Alberto R - oriundo de la ciudad de Rafaela-, se entregó en la Subcomisaria 17ma. de Santa Fe “No busquen más; soy el asesino”, dijo minutos antes de ser apresado.

Ahora se conoce que el homicida recuperó su libertad hace apenas 4 meses atrás, luego de purgar una condena de 6 años de prisión.

Jorge Alberto R. había sido encontrado culpable en 2013 por haber cometido el delito de robo calificado por lesiones y abuso sexual, cuando asaltó una panadería de la ciudad de Santa Fe ubicada en Monseñor Zazpe y Saavedra.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
FE.CE.CO. repudia el asesinato de Gabriela Degiorgio.

La Federación de Centros Comerciales de la Provincia de Santa Fe, FE.CE.CO., manifiesta su más enérgico repudio por el asesinato de Gabriela Degiorgio en la ciudad de Esperanza. Este aberrante suceso se agrega a la extensa lista de hechos delictivos y violentos que tienen como víctimas a colegas comerciantes en toda la provincia y que lamentablemente enlutan y destrozan a familias enteras personas honestas y trabajadoras. La falta de respuestas de quienes fueron elegidos, entre otras cosas para crear un marco legal que nos garantice seguridad, de quienes deben diseñar y aplicar políticas y estrategias que nos protejan y por último de quienes deben aplicar la legislación existente en busca que los delincuentes y asesinos queden encerrados y no tengan mayores derechos que las víctimas, incluso otorgándoles mayor protección que al resto de la sociedad, son los responsables de estas muertes injustas que nos rebelan y encienden nuestras más íntimas y fuertes emociones. Cada uno de estos responsables, que son los tres poderes del Estado, en las jurisdicciones que correspondan, argumentan sus excusas y las razones por las cuales no se sienten culpables de que esto no se frene, sino, más bien, se incremente. Mientras tanto, quienes clamamos justicia y el derecho básico de vivir en paz y protegidos, seguimos sufriendo los embates de la delincuencia, que amparados en la ineficacia, impericia e irresponsabilidad , de todos quienes deben garantizar protección y justicia, continúan en una peligrosa y creciente zona de impunidad absoluta.
Exigimos que las autoridades y legisladores actuales cumplan hasta el último día de su gestión con sus obligaciones y que quienes están por asumir en próximas semanas, lo hagan con la fuerza y la firmeza que este tema requiere. En ambos casos, deben ser conscientes que el no cumplir con sus obligaciones y compromisos con la sociedad, además del castigo social que seguramente les llegará, no podrán eludir, en caso de no haber ejercido sus cargos como lo hubiesen tenido que hacer, la justicia divina y la de su propia conciencia ante los aberrantes sucesos del cual pudieron haber sido cómplices indirectos.
--
Federación de Centros Comerciales de la
Provincia de Santa Fe