10/11/2019 - En el año 2013 intentó violar a una panadera en Santa Fe

EL FEMICIDA TIENE 28 AÑOS

Fue atrapado en Santa Fe. Tiene 28 años de edad. Sus iniciales son J.A.R.. En el año 2013 entró a robar en una panadería de Santa Fe e intentó violar a la empleada.-

Confeso el crimen ante la Policía.
EL FEMICIDA TIENE 28 AÑOS.

Fue atrapado en Santa Fe. Es de Recreo y tiene 28 años de edad. Sus iniciales son J.A.R..

El femicida de Gabriela Degiorgio, de 36 años, está en manos de la Policía que lo atrapó en Santa Fe.

La información a la que accedió FM DINAMICA, indica que :

La Unidad Regional I - Dependencia Comisaría 17, Hecho : Aprehendido por homicidio..Fecha 09/11/19 - Hora 21:20.

En Gorriti 5.600. Imputado, cuyas iniciales son J.A.R. de 28 años, domiciliado en Santiago de Chile y España, de la ciudad de Recreo.

El femicida se presenta en forma espontanea y manifiesta ser el autor del homicidio de la comerciante esperancina ocurrido el viernes 09 de noviembre.

A partir de ese momento queda a disposición del fiscal de turno.-

MAS INFORMACION :

Nuestro corresponsal en Recreo reporta que el femicida NO es de esa ciudad. Sí, que estuvo "fondeado" en la casa de un "conocido" de dudosa reputación.-
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
SERVICIO NECROLOGICO :
FALLECIÓ EN EL DIA DE AYER (08/11), GABRIELA IRENE DEGIORGIO DE NAVARRETE.
EDAD 36 AÑOS.
SEPULTURA EL DIA 10/11 A LAS O9:00 HS..
PREVIO OFICIO RELIGIOSO POR LA BASILICA DE LA NATIVIDAD.
CASA DE DUELO : Velez Sarsfield 2337.
SERVICIO DE ACASTELLO Y ROSSO.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
ACTUALIZACION (09/11/19). / 12:00 Hs. : En relación al homicidio ocurrido ayer en la ciudad de Esperanza, les informo que el fiscal a cargo de la investigación es Alejandro Benítez de la Unidad Fiscal Las Colonias. El delito fue cometido anoche alrededor de las 20:20 en un local comercial ubicado en calle Rivadavia entre Lehmann y Aaron Castellanos. La víctima es una mujer de 37 años que fue identificada como Gabriela Degiorgio. El fiscal ordenó diversas diligencias, entre ellas, la realización de la autopsia al cuerpo de la víctima. Como hacemos habitualmente, por el momento el fiscal no hará declaraciones públicas para no entorpecer la investigación. MPA.-
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Edición del Viernes 02 de agosto de 2013.
EL LITORAL - SANTA FE.
Seguirá preso el atacante de una empleada de panadería.
LE ROBÓ E INTENTÓ VIOLARLA

Seguirá preso el atacante de una empleada de panadería

La Justicia procesó a Jorge Alberto Romero, el muchacho que entró a la panadería Santa Catalina en busca de trabajo y terminó robando y agrediendo físicamente a la chica que atendía el local.

Juliano Salierno

jsalierno@ellitoral.com

El juez de Instrucción Sexta, Sergio Carraro resolvió esta semana la situación procesal de Jorge Alberto Romero, el joven de 22 años que el mes pasado asaltó la panadería Santa Catalina del barrio Sur y atacó brutalmente a la empleada, a la que intentó violar y no pudo. El magistrado lo encontró autor probable de los delitos de “robo calificado por lesiones graves y abuso sexual gravemente ultrajante en concurso real” y confirmó que continuará en prisión preventiva, tal como lo había solicitado oportunamente el fiscal.

La medida adoptada este miércoles está basada en los hechos ocurridos durante la siesta del sábado 13 de julio, en el local comercial de Monseñor Zazpe y Saavedra. Allí, María Esther se encontraba detrás del mostrador ese día, cuando advirtió la llegada de un muchacho “de apariencia humilde” que le contó que venía de Rafaela y que “estaba interesado en conseguir trabajo”. Dijo también que había hecho un curso de pastelería y que necesitaba el puesto porque había sido padre hacía poco.

Aunque la empleada notaba que su interlocutor miraba hacia afuera de manera insistente, nada le hacía pensar que en un momento dado y sin mediar palabra, comenzaría a golpearla. Ella estaba anotando los datos del desconocido en el dorso de un ticket cuando éste cruzó el mostrador y le asestó el primer golpe directo a la cara.

Amenaza de muerte

Para que no gritara la amenazó con matarla y la obligó a ir hasta el fondo del local. A la fuerza intentó bajarle los pantalones y le desprendió el cierre para manosearla. La llegada de un cliente evitó que el depravado continuara con su cometido.

Listo para escapar, se llevó unos $ 700 y documentos que estaban en la mochila de la víctima y antes de irse se alzó con el dinero de la caja.

El cliente que salvó a la joven contó que llegó a la panadería con sus hijos y que no vio a nadie hasta que apareció un sujeto que le pidió si podía esperar. “Buenos días, la chica ya lo va a atender...”, le habría dicho mientras abría la caja registradora para sacar la plata. Una vez traspuesta la puerta del frente, el muchacho comenzó a correr, por lo que el ocasional testigo salió en su búsqueda al advertir que se trataba de un ladrón. Al poco rato, el lugar se llenó de policías, que asistieron a la empleada que estaba tendida en el suelo con signos de haber sido violentamente agredida.

Pista clave

Una ticket de venta fue lo que permitió dar con el agresor, ya que en el dorso estaba escrito a mano el nombre del asaltante y el teléfono de su madre, que vive en Rafaela. Pasaron algunas horas hasta que el lunes por la tarde una comisión policía lo interceptó en Rafaela, seguramente camino a la casa materna.

Romero fue reconocido en rueda de personas de manera inequívoca, tanto por la víctima como por el testigo. Pero en su declaración indagatoria, el imputado dijo no recordar lo ocurrido esa jornada.

Se refugió en su problema de adicción a las drogas para justificar el “olvido”; sin embargo relató con precisión que llegó a Santa Fe el viernes desde la ciudad de Rafaela, que había estado en el barrio Cabal donde fue a comprar droga, después a Villa Hipódromo donde visitó a la mujer que lo crió y de ahí a la casa de otros amigos con los que estuvieron consumiendo drogas.

También dijo que recuerda haber peleado con alguien cerca de la cancha de Unión y que amaneció el domingo en la casa de un conocido en Villa del Parque. Sostuvo que se enteró de que lo estaban buscando y que decidió tomar un remís que pagó con $ 200 para que lo llevara a Rafaela.

Por su parte, la víctima aseguró que Romero no tenía olor a alcohol pero pudo estar algo drogado. No obstante, “cuando hablaba conmigo se lo notaba lúcido, no estaba perdido ni nada de eso, lo notaba nervioso, el diálogo previo a los golpes se desarrolló de forma totalmente normal”, explicó en tribunales.