16/12/2018 - CASO BARADO :

UNA MARCHA DE VECINOS CLAMO POR SU INOCENCIA

“Consideramos que esta causa es un verdadero fraude que se ha hecho, imputando a tres personas inocentes, llevándolas a la cárcel y condenándolas que es lo más grave y hay una situación aún peor que hay un chico que hoy tiene 14 años y cuando contaba con 10, fue utilizado para cometer este fraude procesal” dijo José Illescas, uno de los amigos de la familia que viene impulsando el grito de justicia. Recordamos que "El tribunal condenó por unanimidad a los tres acusados: Nidia Noemí Morandini (20 años de prisión), su esposo Víctor Hugo Baraldo (18 años), y Juan Pablo Baraldo (16 años)".-

La marcha comenzó frente a la Comisaría Primera de Esperanza, se extendió por calle San Martín hasta la Plaza, pasó frente a las iglesias, el municipio y terminó frente a la Fiscalía Las Colonias donde el batir de palmas y el grito de “¡Jus-ti-cia!” replicó por varios minutos.

Recordamos que "El tribunal condenó por unanimidad a los tres acusados: Nidia Noemí Morandini (20 años de prisión), su esposo Víctor Hugo Baraldo (18 años), y Juan Pablo Baraldo (16 años)".

El domingo en Esperanza, en diálogo con la prensa, “Consideramos que esta causa es un verdadero fraude que se ha hecho, imputando a tres personas inocentes, llevándolas a la cárcel y condenándolas que es lo más grave y hay una situación aún peor que hay un chico que hoy tiene 14 años y cuando contaba con 10, fue utilizado para cometer este fraude procesal” dijo José Illescas, uno de los amigos de la familia que viene impulsando el grito de justicia.

Recordó que en el juicio la prueba fundamental, donde en una grabación existente en el teléfono del niño se lo escucha al padrastro amenazar al pequeño, los conjueces no aceptaron que esa prueba sea presentada en el juicio.

Illescas entendió que el caso es de una gravedad terrible, acá no alcanza con esperar justicia y acusó al padrastro y al Ministerio Público de la Acusación de tener secuestrado al niño y no permitirle que el padre biológico pueda tener contacto con él.

Antes del comienzo de la marcha que proclamó justicia y la posibilidad de que el menor pueda tener contacto con su padre biológico, se escuchó una oración y el rezo entre todos los presentes. Esa primera oración fue liderada por la Hermana Felisa Manente, conocida y comprometida religiosa de la Comunidad del Verbo Divino de la ciudad.

Luego de finalizada la marcha y mientras los carteles de los pedidos de la gente seguían en las rejas de la Fiscalía Las Colonias, se leyó un documento y se pudo ver con claridad al Padre Marcelo Cattáneo de la Parroquia San José, tomar la palabra, formular una bendición a todos los presentes y pedir por justicia, proclamando la inocencia de Víctor, Nidia y Juan Pablo Baraldo.