02/10/2018 - Ahora esperará el juicio fuera de las rejas.

Recuperó la libertad el ex jefe de la Comisaría de Esperanza

Se trata de Jorge Bordiga, acusado de haber formado parte de una banda que encubría a delincuentes.

El exjefe de la Comisaría 1ª y de la 1ª Zona Inspección de la ciudad de Esperanza (departamento Las Colonias), Jorge Bordiga, recuperó la libertad luego de estar en prisión preventiva más de un año. El mismo fue detenido en 2017 luego de una investigación que destapó una oscura trama policial abocada a encubrir delincuentes de aquella localidad con el fin de "repartir ganancias" de los elementos robados y que las causas nunca lleguen a la Justicia.

El cese de la prisión para Bordiga fue luego de un acuerdo llevado a cabo entre la fiscal que investigó el caso, Laura Urquiza, y la defensa del imputado el pasado viernes 28 de septiembre. Ese acuerdo fue homologado por la jueza de la Investigación Penal Preparatoria, Susana Luna, la cual concedió la libertad al exfuncionario policial.

El acuerdo para que Bordiga quede en libertad se dio luego de que la fiscal Urquiza consideró que no existen riesgos procesales para que el imputado esté fuera de la prisión ya que la investigación se encuentra finalizada. En este sentido, la funcionaria a cargo de la Unidad Fiscal Las Colonias presentará próximamente la acusación preliminar para ir a juicio oral y público, indicaron fuentes judiciales.

En caso de que la causa llegue a juicio, solo Bordiga estaría en el banquillo de los acusados, ya que el resto de los imputados, en total cinco, asumieron la responsabilidad en los hechos investigados y mediante juicios abreviados firmaron condenas por tres años de prisión en suspenso.

Se trata de los exmiembros de la Brigada de Investigaciones de la UR XI, Guillermo Bocaturo, Miguel Acuña, Juan Moreyra y Franco Cornejo. A su vez, Gerardo Sánchez, que se desempeñaba como funcionario de la 1ª Zona de Inspección, también cerró por tres años de prisión –en suspenso.

El destape

El caso salió a la luz luego de una serie de robos y arrebatos en la ciudad de Esperanza. Los mismos ocurrieron entre la noche del 28 y la madrugada del 29 de diciembre del 2016 en la zona del Parque de la Agricultura.

Allí, dos motochorros emprendieron un raid delictivo que tenía como objetivo robar celulares y dinero a las distintas personas que se encontraban presentes. Uno de los delincuentes, Lucas R., terminó detenido mientras que el otro logró escapar.

Con el devenir de la investigación, los pesquisas de la Policía de Investigaciones (PDI) Las Colonias lograron dar con el otro ladrón. El mismo fue identificado como Brian F., el cual fue aprehendido días después en la ciudad de San Justo.

Brian F. fue el puntapié de la causa, ya que cuando su teléfono fue intervenido, se detectó que el mismo mantenía estrechos vínculos con funcionarios policiales que prestaban servicios en la Unidad Regional XI. Así lo evidenció un diálogo que mantuvo el propio investigado con un preso alojado en la cárcel de Coronda, cuando le confesó que iba a terminar en prisión, luego de cometer "cinco calificados" y no poder "arreglar con policías", los cuales le pedían cerca de 40.000 pesos.

Cuando Brian F. fue llevado a tribunales de Santa Fe para ser imputado por la fiscal Urquiza, el padre del delincuente terminó filtrando a los investigadores un contacto telefónico, que tenía agendado como "Policía" a un hombre. Se trataba Bordiga, el cual enviaba mensajes que lo comprometían.

A partir de allí, la causa giró en investigar a los contactos entre Bordiga y el mundo del "hampa". Por esa razón, surgieron nuevos nombres, como el de Sánchez. Ambos mantenían contactos diariamente, los cuales evidenciaron cómo los funcionarios encubrían a distintos delincuentes –el caso de Brian F., por ejemplo– para que las causas nunca lleguen a la Justicia provincial. No obstante ello, los investigadores detectaron que ambos se quedaban con elementos que eran secuestrados en procedimientos policiales.

El pasado 24 de febrero de 2017, Bordiga y Sánchez fueron detenidos luego de una serie de allanamientos solicitados por Urquiza. El primero en quedar detenido fue Sánchez, quien rápidamente se hizo cargo de la situación y terminó acordando un juicio abreviado por tres años de condena de manera condicional, mientras que Bordiga quedó bajo la cautelar de prisión preventiva hasta la jornada del viernes pasado cuando quedó en libertad. Ahora esperará el juicio fuera de las rejas.