07/12/2018 - Acargo el Dr. Marcelo Abdala

CHARLA ABIERTA Y GRATUITA A LA COMUNIDAD

Hoy en el Salón del Hotel Alborada, situado en Brig. López 1850, se desarrolló la charla a cargo el Dr. Marcelo Abdala, Director Carrera Nacional Especialización en Reumatología Facultad de Ciencias Médicas UNR. FUE ABIERTA Y GRATUITA A LA COMUNIDAD.-

ESPERANZA, noviembre de 2018.- La psoriasis es una enfermedad, crónica, inflamatoria, no contagiosa que se manifiesta en forma de placas de piel enrojecida, cubiertas de escamas blanquecinas, pero que afecta mucho más que la piel . Puede provocar diabetes, obesidad y problemas cardiovasculares. Se estima que 3 de cada 10 personas con psoriasis también desarrollan inflamación y dolor en las articulaciones, lo que se denomina ‘artritis psoriásica’ , una afección que tiene que ser tratada por reumatólogos.

“Sabemos que la psoriasis se manifiesta en diferentes partes del cuerpo. Sin embargo, aquellas lesiones localizadas en las uñas y/o cuero cabelludo son indicadores de la posibilidad de desarrollar artritis psoriásica,” aseguró el profesor Dr. Marcelo Abdala, Director Carrera Nacional Especialización en Reumatología Facultad de Ciencias Médicas UNR.

Tanto la psoriasis como la artritis psoriásica producen inflamación, pero en zonas diferentes del cuerpo. En el caso de la Psoriasis, es la piel (y otros órganos) la que se inflama. En cambio, cuando se trata de artritis psoriásica, son las articulaciones (manos, columna vertebral u otras) las que se encuentran afectadas. Los síntomas se presentan durante los ‘brotes’ o períodos de actividad de la enfermedad. Casi siempre aparece primero la psoriasis, que se manifiesta por placas de piel enrojecida cubiertas de escamas blancas que causan picazón, en codos, rodillas, cuero cabelludo y otras zonas, o con uñas que cambian de color y de grosor. La artritis psoriásica puede causar dolor, calor y enrojecimiento de las articulaciones, con rigidez (la zona afectada se siente dura y no puede moverse); dedos hinchados (“dedos en salchicha” o dactilitis), cansancio, fatiga y fiebre.

También, puede manifestarse con dolor en la columna vertebral, sobretodo en reposo por la noche.

“El trabajo conjunto del reumatólogo y el dermatólogo, posibilita la realización de un diagnóstico precoz de artritis psoriásica y tener un mayor control de las enfermedades asociadas a la psoriasis. La interconsulta y el trabajo en equipo, apuntan a beneficiar al paciente y mejorar su calidad de vida” , sostuvo el especialista.

Entre el 25 y 30% de los pacientes con psoriasis desarrollarán también artritis psoriásica

• Se estima que 3 de cada 10 personas con psoriasis, desarrollan también artritis psoriásica , una enfermedad que afecta a las articulaciones con dolor e inflamación . Por lo tanto, para su tratamiento, resulta fundamental el trabajo en equipo de reumatólogos y dermatólogos.
• El 7 de diciembre, el profesor Dr. Marcelo Abdala, Director Carrera Nacional Especialización en Reumatología Facultad de Ciencias Médicas UNR, brindará una charla abierta y gratuita para familiares, amigos y pacientes con psoriasis y/o artritis psoriásica.