27/10/2019 - Luján :

Un parapentista cayó sobre la autopista del Oeste, fue embestido por un auto y murió

Un parapentista murió este sábado por la tarde al caer sobre a la autopista del Oeste a la altura del partido bonaerense de Luján y luego ser embestido por un auto. El siniestro sucedió a la altura del kilómetro 56 de la autopista del Oeste. //////////// La situación legal de los parapentes en la ciudad de Esperanza.

Un parapentista murió este sábado por la tarde al caer sobre a la autopista del Oeste a la altura del partido bonaerense de Luján y luego ser embestido por un auto.
El siniestro sucedió a la altura del kilómetro 56 de la autopista del Oeste.

La caída del parapentista ocurrió a las 17:00 Hs. del sábado, según el primer parte policial.

La colisión se produjo cuando el hombre quiso bajar el parapente al costado de la autopista y el viento lo llevó hasta la traza principal donde fue embestido por el vehículo.

El deportista fue asistido por personal de la concesionaria de la autopista y trasladado a un centro de salud de la ciudad de Luján, donde murió minutos más tarde. Según versiones preliminares, el deportista tenía 33 años.

Agencia Télam ( foto a modo ilustrativo).-
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
La situación legal de los parapentes en la ciudad de Esperanza.

En menos de un mes y medio sucedieron tres accidentes que tuvieron como protagonistas a pilotos aficionados a la práctica del parapentismo bajo la modalidad del paramotor (parapente con motor) y paratrike (parapente biplaza). A raíz del debate que se da a niveles administrativos y en las redes sociales en nuestra ciudad, -aclarando previamente que no soy el enemigo público de este deporte y solamente pregono que se realice respetando las normas y la tranquilidad de mi entorno de descanso- tomé la iniciativa de esbozar estas líneas con un doble propósito: primero que la ciudadanía tome conocimiento de las normas legales que regulan el tema y segundo que algunos funcionarios tomen conciencia sobre esta problemática, tan tergiversada y no por ello menos importante.

Según el reglamento de la Federación Argentina de Vuelo Libre (FAVL) “ El Paramotor es un aeronave que resulta de la fusión de un Parapente y un motor auxiliar de empuje, trasportado a la espalda, y sujeto al arnés del piloto, que puede ser transportado, despegado y aterrizado a pie….Podrán ser considerados como Paramotores los Trikes (estructuras metálicas) de despegue con ruedas que usen un Paramotor como planeador y no excedan de 200 kg en vacío ”
La FAVL a través de la subcomisión de paramotor y sus cuatro áreas (seguridad, competición, enseñanza y títulos, aeroclubes y zonas de vuelo) en consonancia con la ANAC (Administración Nacional de Aviación Civil) regula y fiscaliza la práctica y enseñanza del vuelo en paramotor, y en tal sentido instruye a los pilotos, otorga licencias, homologa los sectores de vuelos, organiza los campeonatos, investiga los accidentes, etc..

En Esperanza, este deporte es fomentado y desarrollado por la ASOCIACIÓN CIVIL PARAMOTOR ESPERANZA, CUIT 30-71651224-6 con domicilio legal en Avda. Los Colonizadores N° 17 de la ciudad de Esperanza, que alquila al Sr. Julian Alfredo Gauchat (piloto y miembro de dicha Asociación) -a un precio más que razonable-, un predio situado sobre calle Rio Negro lindero con el barrio residencial “Solares del Labriego”. Desde allí despegan y allí aterrizan los deportistas de Esperanza y zona. Esta Asociación no es integrante de la FAVL y o al menos desarrolla su actividad al margen de las regulaciones de la misma.

El art. 4 del Código Aeronáutico de la Nación Argentina dice: “Las aeronaves deben partir de o aterrizar en aeródromos públicos o privados”. Por otro lado la ANAC emitió la norma AIP ENR 1.1-1 que establece que los aeroclubes o la FAVL deben pedir que le asignen a las asociaciones que practican estos deportes sectores de vuelo dentro del aeródromo controlado más cercano, como lo hacen los paracaidistas, los que vuelan en ultralivianos, los aeromodelistas, y los demás “mortales” que practican deportes aéreos.
El reglamento de la FAVL dice también -por ejemplo- que no se pueden sobrevolar obstáculos (líneas eléctricas, casas, etc) a menos de 150 metros de altura, regla que como es de público conocimiento para quienes miran al cielo los fines de semana no respetan los pilotos esperancinos y que resultaría de imposible cumplimiento por el emplazamiento del lugar de donde despegan y donde aterrizan los parapentes de la ACPE-.

En Esperanza tenemos uno de los aeródromos civiles más activos del país. El jefe de este aeródromo es Hugo Diego Ursella, vinculado a la Escuela de Aviación “Volar” es quién debería ser el encargado de difundir y hacer cumplir las normas aeronáuticas. Hace ya un año largo lo emplacé por carta documento a que me conteste porqué los parapentes no volaban en el aeródromo, pero nunca contestó.-

Por otro lado tenemos las normas de ordenamiento territorial de la Municipalidad (recordemos que el barrio contiguo a la pista de aterrizaje clandestina fue calificado por la propia municipalidad como residencial paisajístico) y las normas ambientales a nivel nacional como por ejemplo la ley 25675 que exige un estudio de impacto ambiental previo para cualquier actividad tópica como los vuelos de parapentes que emiten una sonoridad altísima respecto los estándares exigidos por las normas de salubridad.-
Los parapentistas de la ACPE no cumplen con ninguna de estas normas están solo regulados por su deseo irrefrenable de volar. No cumplen con el reglamento de la FAVL y por lo tanto no están certificados como escuela, no tienen instructores certificados, la mayoría no tiene licencia , despegan y aterrizan desde un lugar que no está habilitado como aeródromo, no tienen seguros y vuelan por donde quieren afectando la tranquilidad, la seguridad y la intimidad de los vecinos. Las autoridades “mutis por el foro”.

Resulta paradójico y casi ofensivo al sentido común que aeronaves que llevan personas por el aire, incluso pasajeros, circulen sin acreditar idoneidad (en Esperanza no hay un solo piloto biplaza certificado), sin seguros y sin cumplir con las reglamentaciones mínimas de seguridad.-

Asimismo es –por lo menos- llamativo que el Estado Municipal, tan activo en la regulación territorial de algunos deportes (como por ejemplo los deportes a motor, como el TC 4000, karting, picadas, motocross, etc.) haya intervenido eficazmente ordenando estas prácticas e incluso acondicionando y poniendo a disposición de los aficionados el circuito “Los Toboganes” y respecto de otras actividades hace la “vista gorda” teniendo un aeródromo habilitado a escasos metros de donde se practica ilegalmente la actividad.-
Cuando inicié el expediente municipal 238344/G/2018 que todavía no tiene resolución, me pregunté porque los asociados de la ACPE no van a volar al aeródromo local, la respuesta de sus representantes legales es que volar allí “es muy complejo por el nivel de actividad”. Este reconocimiento de la propia Asociación es prácticamente una confesión de que no están preparados para operar en el escenario natural que les asigna la ley que prefieren no cumplir las normas en aras de la simplicidad, que suele ser inversamente proporcional a la seguridad.-

También presenté una nota en el Honorable Concejo Deliberante, incluso cuando vi por las redes sociales al Concejal Guillermo Bonvín comentar su propio vuelo de bautismo (foto), me contestó por la red social Wathsapp “que tenían todo estudiado y que no hay normas”. Espero que estás líneas lo ayuden en defecto de sus asesores. Todos esperan un pronunciamiento de la ANAC que no va a llegar, salvo que el devenir político ponga en ese lugar a nuevos y probos funcionarios, mientras tantos ignoran normas vigentes y permiten que “los nuevos dueños de la ciudad” hagan lo que les place. Nadie actúa. Por amiguismo, por tráfico de influencias, por desidia, o vaya a saber uno porqué; solamente espero que partir de este humilde aporte, nadie pueda alegar el desconocimiento como excusa.-

Por :
Héctor Gonem

DATOS :

1) El 12/08/19 en Uruguay Leandro Ramos cayó al mar y murió y su pasajera salvó la vida milagrosamente.
2) El 07/09/19 los pilotos Lopez y Mántaras cayeron en las inmediaciones del aeroclub de La Cumbre el con graves consecuencias para la salud del segundo de los pilotos.
3) El 27/09/2019 en Famatina, La Rioja, Claudio Kegalj perdió su vida al chocar con un acantilado.-